Home   Seguridad de Niños   Ayúdanos a reducir el riesgo de muertes de niños por hipertermia vehicular

Ayúdanos a reducir el riesgo de muertes de niños por hipertermia vehicular

El 4 de abril de 2011, nuestro querido Julián murió.  Su mamá olvidó dejarlo en el cuido esa mañana y continuó hacia su oficina, mientras Julián dormía.  Su mente la traicionó al hacerle creer, una vez pasó la salida del cuido, que ya había dejado a Julián, pero él todavía estaba durmiendo en el vehículo.  Julián murió a consecuencia de hipertermia vehicular, la muerte por calor excesivo dentro de un vehículo, en el estacionamiento de la oficina de su mamá.

Desde que murió Julián, se nos han acercado muchísimas personas que nos han contado cómo esto “por poco” les pasa a ellos, pero afortunadamente se dieron cuenta a tiempo.  Pero todavía, la mayoría de las personas piensan “yo nunca me olvidaría de mi hijo/a en el vehículo”, y creen que esto siempre se podría evitar.  Estudios demuestran que estos olvidos les suceden todos los días a las familias más amorosas y cuidadosas, sin importar su nivel de educación, su clase social, o su tipo de trabajo.  Esto le ha sucedido a un maestro, a una trabajadora social, a una pediatra, y a muchos más… Todos han sufrido, como nosotros, la pérdida de un hijo bajo estas circunstancias.

La Promesa de Julián es una llamada a todos los padres de infantes y niños y a los centros de cuido y escuelas.  Esto es un asunto serio, y cada año las estadísticas demuestran que miles de niños son olvidados en sus carros por sus padres y son rescatados por las autoridades.  El propósito de la Promesa es concienciar a los padres y a las escuelas de este gran problema que confronta la sociedad moderna, y mediante dicha educación, evitar que mas niños mueran en nuestro país por causa de hipertermia vehicular.

Con este propósito estamos presentando esta promesa para que los padres y las escuelas ayuden a prevenir este tipo de tragedia.  ¡Gracias por adoptar la Promesa de Julián!

– Familiares y amigos de Julián Rafael Pereira Galinaltis

Padre/madre o encargados – Me comprometo a:

  • Llamar a la escuela o centro de cuido si mi hijo/a va a ausentarse o llegar tarde.
  • Notificar a la escuela o centro de cuido si alguien diferente va a llevar en la mañana a mi hijo/a.
  • Mantener mi información de contacto al día en el centro de cuido o en la escuela.
  • Notificar cualquier cambio en mi información a la mayor brevedad.

 

________________________________________________

Firma del padre/madre o encargado

 

La Escuela o Centro de Cuido se compromete a:

  • Llamar o enviar mensaje de texto a los padres/madres o encargados si su hijo/a no ha llegado para las _______ AM.
  • Periódicamente recordarle a los padres/madres y encargados que deben actualizar su información de contacto.
  • Educar a los padres/madres y encargados sobre los peligros de dejar a un niño/a solo en el vehículo.

 

________________________________________________

Firma del representante autorizado por la escuela/centro de cuido

 

3 Comments

  • Myriam Adorno Negrón

    Dra. Galinaltis:
    Un saludo cordial. Soy paciente suya, ya me enteré q está atendiendo, pediré una cita. Mis respetos, mi admiración , mi aprecio y certificando su calidad de profesional y ser humano. En los momentos mas tristes de su vida sepa que todos sus pacientes y muchas personas con quien nos comunicabamos estabamos de su lado. Y si alguien se atrevia a expresarse de forma no agradable, recibía ud el apoyo que siempre le daremos….. Nadie en la Tierra puede juzgar, es nuestro Dios Ser Supremo y no lo hace, menos nadie en la Tierra. La experiencia como esta le puede suceder a cualquier persona, pero ud por ser especial, fueron duros con ud. Pero le afirmo hay que estar en sus zapatos para poder entender. Dios la bendiga , junto a su esposo, hijos y ese ángel q desde el cielo les cuida.

  • Myriam Adorno Negrón

    Excelente recomendación , lo de la página de información y como todos podemos hacer nuestra parte.

  • Gemarys

    Mis respeto y admiración para ustedes!! Sólo quiero compartir con los lectores lo que hacemos mi esposo y yo para cuidar a nuestra hija, quién tiene paralisis cerebral, y no habla, ni camina a sus 8 años de edad. Preocupados por la alta incidencia de estos casos que llegan al hospital donde trabajo en EUA. Desde antes nacer nuestra hija tomamos la decisión de llamarno a las 10 de la mañana, hora del coffebreak, así comenzamos una rutina. Asignamos un recordatorio en cada teléfono, y di instrucciones a la secretaria de poner un recordatorio automático en la computadora. Ahora yo soy la responsable de llevar a mi hija a la escuela, y puse como norma a mis compañeros que cada mañana me pregunten por ella. Asi la tengo presente todos los días Recuerdo 2 que marcaron mi vida, la de un fiscar y el de una dentista, esto puso voz de alerta a mi conciencia. Espero les sirva, Dios les bendiga.

Añade tu comentario

facebooklikebutton.co