Home   Uncategorized   La Fundación Julián solicita que no se radiquen cargos criminales contra Miguel Gutiérrez Serrano

La Fundación Julián solicita que no se radiquen cargos criminales contra Miguel Gutiérrez Serrano

La Fundación Julián solicita que no se radiquen cargos criminales contra Miguel Gutiérrez Serrano y cesen expresiones inflamatorias contra Eva y Miguel.

3 de abril de 2013, San Juan, PR – La Fundación Julián mediante su fundador, el señor Omar Pereira, exhortó al Departamento de Justicia de Puerto Rico a que no radiquen cargos criminales contra Miguel Gutiérrez Serrano, padre de Adiel Said Gutiérrez Roche y cesen las expresiones inflamatorias contra Eva y Miguel.

El señor Omar Pereira, esposo de la Dra. Cynthia Galinaltis, quien fue encontrada culpable de homicidio negligente en el 2012, indicó: “El Departamento de Justicia de Puerto Rico debe intervenir para que no se radiquen cargos contra un padre que no ha cometido delito alguno. La totalidad de la circunstancias en este caso indican que, a través de un acto totalmente involuntario, no-deseado, y no-intencionado, ocurrió un trágico accidente en dónde un muy buen padre perdió lo más preciado – la vida de su único hijo Iniciar un procedimiento criminal contra una familia que ha perdido su hijo en estas terribles circunstancias es un acto inmoral, insensible, y es una grave injusticia que tendrá consecuencias emocionales sumamente nefastas para esta bella familia.”

Solicitó al Departamento de Justicia que intervenga ya que el fiscal Otilio Martínez ha insistido en realizar expresiones inflamatorias, contradictorias y confusas que solamente han alimentado el desasosiego de esta familia que está pasando por el más terrible de los dolores. El deber de un fiscal es primero investigar, y si de la investigación se determina que ocurrió un crimen (no solo una muerte), demostrar más allá de duda razonable los delitos por los cuales se radicarán cargos. En este caso, los fiscales saben que esto fue un accidente, que aquí no se cometió delito alguno, y se han percatado de la ausencia de dicha prueba.  Aún así, increíblemente optan por acudir a los medios para amenazar a Eva – que se encuentra recibiendo terapias psiquiátricas – de desacato. Esa es la reacción de los fiscales sólo porque Eva quiso realizar unas expresiones públicas en un medio televisivo del país. Los fiscales deben entender que un interrogatorio de naturaleza criminal es diferente a una entrevista en un programa de televisión. Me parece que es sentido común. Por otra parte, indican que el informe de ciencias forenses tardará 6 meses. Entonces, ¿por qué insisten en citar a Eva bajo pena de desacato? Le pedimos mesura, sensibilidad y justicia.

Además, añadió: “La noción de que los fiscales tienen la obligación de radicar cargos por homicidio negligente para ‘llevar un mensaje’ es un pensamiento errático, inefectivo, y sólo sirve para dar la impresión de que alguien está ‘haciendo su trabajo’ cuando lo que deberían estar haciendo es perseguir a los verdaderos criminales. Ese mismo pensamiento inefectivo fue el que prevaleció cuando radicaron cargos contra mi esposa, la Dr. Galinaltis. Es obvio para todos que el proceso penal al cual fuimos sometidos no logró llevar ningún mensaje disuasivo ya que menos de un año después de haberse emitido dicha sentencia contra mi esposa, hoy nos encontramos ante el triste caso de Miguel y Eva. El mensaje que debemos llevar es el de establecer política pública mediante legislación.  Los tribunales no son el foro adecuado para llevar dicho mensaje. Para estos efectos, la Fundación estará trabajando con la Legislatura para establecer medidas verdaderamente remediales y efectivas que reduzcan la probabilidad de que estos eventos ocurran de nuevo, y también para establecer medidas que aclaren las verdaderas intenciones de las leyes que están siendo interpretadas erróneamente por Fiscalía en estos casos, y así dejen de estar castigando inútilmente a las también víctimas de estas tristes tragedias.”

Finalmente, El Sr. Pereira hizo la siguiente exhortación: “Hago un llamado al Secretario de Justicia para que evalúe la función del Estado con relación a estas circunstancias específicas, y que tenga la valentía de hacer lo correcto: el no radicar si, a concluir su investigación (y no antes como ya ha querido hacer el Fiscal Luis Otilio Martínez), encuentra que no hubo ningún indicio de que aquí haya ocurrido un crimen. Ya es tiempo de que maduremos como sociedad y como gobierno, y que reconozcamos que el que haya ocurrido una muerte no significa automáticamente que haya ocurrido un crimen, y mucho menos que haya una ‘obligación’ de radicar para ‘enviar un mensaje’ tras un evento de esta naturaleza.  En vez de estar buscando radicar casos por su alta exposición pública, la verdadera obligación de un fiscal es el examinar cada caso en sus méritos y circunstancias especiales.  En caso de que de la investigación se determine que medió intención, entonces deben radicar y buscar el que se impongan las sanciones correspondientes a través de los tribunales.  Pero cuando encuentran, como estoy seguro que encontrarán en este caso, que aquí no hubo ningún tipo de intención, y por lo tanto, que no se cometió ningún crimen, que entonces tengan la entereza y la valentía de resistir el buscar exposición pública y de hacer verdadera justicia:  el dejar a esta hermosa familia en paz para que puedan intentar continuar con sus vidas viviendo el dolor de esta tragedia por el resto de sus vidas.”

 

Añade tu comentario

facebooklikebutton.co